Matricería y Moldes

¿Sabías que...

En 1943 los científicos rusos B. R. y N. I. Lazarenko perfeccionaron un proceso basado en el descubrimiento realizado por el británico Joseph Priestley en el año 1770. Este proceso, que más tarde se conocería con el nombre de electroerosión, estaba fundamentado en el efecto erosivo de las descargas eléctricas y permitía el mecanizado de materiales eléctricamente conductores en un medio fluído dieléctrico.

Seguridad e Higiene en el Trabajo

La Seguridad Laboral es uno de los temas a los cuales no siempre se dedica la atención suficiente. Prueba de ello es la gran cantidad de accidentes de trabajo que, con unas simples pautas de prevención, seguramente podrían haber sido evitados.

El uso inadecuado de las máquinas y de las herramientas, el exceso de confianza por desconocimiento o por rutina, el descuido por olvido o al azar y la distracción eventual del operario, y la deficiencia o la nulidad en el mantenimiento de los útiles y herramientas, máquinas, instalaciones y espacios; son situaciones de riesgo que aún con demasiada frecuencia acaban en accidente.

En la actualidad, cuando las normas de conducta en materia de prevención y salud laboral han sido ampliamente recogidas y sabiamente legisladas, ya no hay excusa para hacer caso omiso a los consejos y las pautas de seguridad establecidas; y más aún cuando se han puesto a disposición del operario todos los medios posibles en cuanto prevención de riesgos se refiere.

En estas circunstancias, es necesario recordar que el operario es siempre responsable directo de su propia seguridad y de la de sus compañeros, y no deberá descuidar ni dejar al azar ninguno de los aspectos relacionados con ésta.

Recuérdese también aquella famosa frase, bien visible en los paneles de muchas empresas, y que dice así:


" Este mes han ocurrido 0 accidentes.
No sea usted causante del número 1. "




Normas Generales de Seguridad

  1. Todos los operarios deberán cumplir las indicaciones consignadas por sus mandos superiores en cuanto a Seguridad Laboral se refiere.
  2. En aras a mejorar dicha seguridad, es preciso mantener limpio y ordenado el propio puesto de trabajo y ayudar en la medida de lo posible a mantener limpios y ordenados también los espacios comunes.
  3. El tránsito de personas y/o vehículos deberá hacerse siempre por los lugares indicados expresamente.
  4. En este aspecto, los accesos de entrada o de salida, los pasillos, pasajes y calles y también las escaleras, deberán estar señalizados debidamente.
  5. Bajo ningún concepto se permite correr ni tampoco obstaculizar dichos espacios.
  6. Por extensión, no se deberá acceder a los recintos de trabajo cuyo paso esté cerrado o bien, cuando esté restringido a personal autorizado.
  7. Del mismo modo, el acceso a determinados espacios no está permitido sin el uso de los Equipos de Protección Individual (EPI's) indicados en la entrada de tales espacios.

  8. Durante el trabajo, es preciso abstenerse de realizar toda clase de actos que no tengan que ver con él. Los juegos, bromas, riñas, etc. pueden poner en peligro la integridad física del operario y de sus compañeros.
  9. La manipulación de máquinas, herramientas, útiles e instalaciones en general, no está permitida a aquellas personas que desconozcan su funcionamiento.
  10. Las instalaciones, máquinas, utillajes y herramientas de trabajo, deberán utilizarse para el fin a que fueron destinadas.

Normas Generales de Prevención
de Accidentes en las Máquinas Herramientas

  1. Antes de poner en marcha una máquina es preciso conocer previamente las operaciones a realizar. Para ello, se deberá preparar el plano de la pieza y el proceso de trabajo, y analizar y estudiar ambos con detenimiento.
  2. Verificar el buen funcionamiento de los diversos elementos de protección de la máquina, tales como pantallas, pulsadores de seguridad y/o emergencia, finales de carrera y otros elementos de freno o de bloqueo.
  3. En este aspecto, si se observa alguna anomalía o defecto en su funcionamiento, avisar a la persona que esté al mando del equipo.
  4. Por extensión, los dispositivos de seguridad y elementos de protección no pueden ser anulados ni modificados o sustituídos.
  5. Del mismo modo, los órganos de transmisión y/o movimiento de la máquina deben hallarse en todo momento protegidos convenientemente.
  6. En las operaciones con máquinas herramientas, la trayectoria de las virutas es totalmente imprevisible. Por lo tanto, es preciso trabajar con las mangas de la bata o chaqueta bien ajustadas, sin cintas o cinturones ni otros cabos sueltos.
  7. Evitar llevar en el puesto de trabajo ningún tipo de colgante o abalorio, ni relojes, cadenas, pulseras o anillos que pudieran engancharse en las partes móviles de la máquina.
  8. En caso de llevar el pelo largo, deberemos protegerlo mediante alguna prenda para evitar riesgos innecesarios.
  9. Desconectar y/o desenchufar la máquina siempre que deba ser manipulada para su limpieza, supervisión u otras tareas de mantenimiento. Desconectar de la red de alimentación siempre que haya riesgo eléctrico o de atrapamiento, en caso de un funcionamiento fortuíto.
  10. Antes de poner en marcha la máquina es conveniente comprobar que ninguno de sus elementos o partes móviles pueden colisionar con la pieza o con cualquier otra herramienta o utillaje localizados en la zona de trabajo.
  11. La fijación de las piezas a mecanizar se realizará siempre mediante mordazas, alicates o pinzas, o con cualquier otro utillaje diseñado a tal efecto. Nunca se sujetarán las piezas con la mano.
  12. Después del mecanizado, las piezas y las herramientas de corte no deben tocarse con las manos desnudas sin protección. Las aristas afiladas, las rebabas producidas y la temperatura alcanzada por las piezas o por la herramienta pueden lesionar gravemente al operario. Por tanto, será necesario el uso de guantes o manoplas.
  13. Es obligatorio el uso de gafas de protección. Aún cuando la máquina disponga de algún tipo de pantalla, también se deben utilizar dichas gafas.

  14. Retirar las virutas producidas durante el mecanizado con la ayuda de un pincel o brocha; nunca con un trapo, ni mucho menos con las manos. En cualquier caso, esta operación deberá realizarse siempre con la máquina parada.
  15. Durante la preparación de la máquina, así como en las operaciones de desmontaje o reparación, no está permitida la manipulación de dicha máquina por parte de un segundo operario. De igual modo, hay que evitar la distracción de aquellos operarios que estén trabajando.

Normas Específicas de Seguridad, recomendaciones
y pautas a seguir para el trabajo en las Máquinas Herramientas

Normas de seguridad en la electroesmeriladora

Normas de seguridad en la fresadora

Normas de seguridad en las prensas

Normas de seguridad en la sierra de cinta

Normas de seguridad en la taladradora

Normas de seguridad en el torno paralelo