Matricería y Moldes

¿Sabías que...

El polimetacrilato de metilo (PMMA) es un material plástico que se raya con facilidad, incluso durante su manipulación. Para evitar este inconveniente, su suministro en planchas se lleva a cabo protegiendo las superficies mediante film de polietileno (LDPE).

Normas de seguridad, recomendaciones
y pautas a seguir para el trabajo en la taladradora

  1. Trazar con mucho esmero el centro donde practicaremos el taladro.
  2. Marcar con un granete el centro trazado. Eso sí: ¡nunca sobre el mármol de trazado!
  3. Antes de preparar la pieza sobre la mordaza, limpiar la mesa de la máquina y repasar todos los elementos para dejarlos libres de virutas y otras partículas.
  4. Sujetar firmemente la pieza en la mordaza de la taladradora.
  5. Seleccionar correctamente la/s broca/s a utilizar, asegurándose de su diámetro (es preferible medir la punta de la broca a mirar la inscripción de su medida).
  6. Si el taladro a mecanizar tiene un diámetro mayor a 8 mm será necesario pasar primero, una o varias brocas de menor diámetro con objeto de facilitar la penetración del núcleo de la broca de mayor diámetro.
  7. Colocar la broca del diámetro correspondiente en el portabrocas de la máquina. Para el montaje de brocas de mango cónico, preparar un casquillo de cono Morse adecuado al agujero de la caña del eje de la máquina. No montar nunca una broca cónica en un portabrocas.
  8. Seleccionar la velocidad de giro de la máquina adecuada al diámetro de la broca a utilizar. Si es necesario, utilizar las tablas de velocidades de corte.
  9. Centrar la pieza con respecto a la broca, situando el husillo de la mordaza en la parte izquierda de la mesa, especialmente en el caso en que ésta deba ser sujetada con la mano.
  10. Llevar puestas las gafas de seguridad siempre, ni aún cuando la taladradora disponga de su propia pantalla de protección.

  11. Trabajar con las mangas de la bata bien ajustadas.
  12. Del mismo modo, evitar llevar en el puesto de trabajo ningún tipo de colgante o abalorio que pudiera engancharse en las partes móviles de la máquina.
  13. En caso de llevar el pelo largo, deberemos protegerlo mediante alguna prenda para evitar riesgos innecesarios.
  14. El trabajo con refrigeración (taladrina o aceite de corte) es importante. Especialmente si se trata de taladrar agujeros profundos o de diámetros medianos o grandes.
  15. En el proceso de trabajo deben quedar reflejadas las condiciones de corte a adoptar en cada una de las operaciones (Vc y rpm de la máquina). Antes de ponerla en marcha, comprobar la selección correcta de su velocidad de giro.
  16. Si la transmisión de la máquina es de poleas, téngase especial cuidado en evitar el atrapamiento de los dedos cuando se hace el cambio manual de velocidad. Recuérdese que primero se cambia la correa del cono de poleas en el que pasamos de mayor a menor diámetro.
  17. Poner la máquina en marcha controlando primero que la herramienta gira en el sentido correcto (en sentido horario). Profundizar manualmente con la palanca retirando la broca de vez en cuando (en intervalos de unos 6 a 8 mm de profundidad) para evitar el atasco de las virutas en el interior del agujero y también para facilitar su refrigeración.
  18. Si se trata de taladrar un agujero pasante, debemos tener cuidado al apretar la palanca en el momento en que creamos que la broca está a punto de traspasar la pieza. Un exceso de presión suele producir un “efecto de roscado” de la herramienta sobre la pieza (como si se tratase un sacacorchos o tirabuzón), pudiendo “arrancar” esta última de su amarre o, incluso, romper la broca.
  19. Para realizar un cambio de herramienta, es necesario que la máquina esté totalmente parada. Debido a su propio trabajo y al rozamiento generado durante el mismo, la broca utilizada estará caliente. Téngase, pues, la precaución de sujetar la herramienta con un trapo o paño adecuado.
  20. Antes de realizar otro taladro o de cambiar la pieza de posición es necesario limpiar la mesa, la mordaza y la misma pieza de posibles virutas, con objeto de lograr un buen asiento de los distintos elementos con los que estamos trabajando. Del mismo modo, deberemos eliminar cualquier rebaba que se haya producido durante el mecanizado del agujero.
  21. Si después de seguir todos los pasos indicados te ha quedado alguna duda, no te arriesgues a provocar un accidente, a mecanizar mal la pieza o a causar desperfectos en la máquina y en las herramientas.

¡CONSULTA CON TU PROFESOR !

Recuerda que siempre debes tener el plano de la pieza y el proceso de trabajo a mano, y seguirlo paso a paso.

Descargar pdf (27KB)