Matricería y Moldes

¿Sabías que...

En 1989 se fabricaron los últimos Renault R4 en FASA España, en la factoría de Valladolid. Entonces la producción se trasladó a Eslovenia donde, en plena guerra de los Balcanes, se destruyó parte de la planta. Concretamente su línea de estampado, lo cual favoreció el final de la producción de este modelo tan popular. En total llegaron a fabricarse más de ocho millones de unidades.

Normas de seguridad, recomendaciones
y pautas a seguir para el trabajo en la sierra de cinta

  1. Antes de empezar a trabajar es preciso preparar y utilizar los equipos de protección individual (EPI's): bata o chaquetilla, botas o calzado de seguridad, guantes de piel y gafas o pantalla de seguridad.

  2. Trabajar con las mangas de la bata bien ajustadas. Evitar llevar en el puesto de trabajo ningún tipo de anillos, colgantes o abalorios que pudieran engancharse en las partes móviles de la máquina.
  3. Consultar el/los plano/s de la/s pieza/s a mecanizar. Una vez definido el proceso de trabajo y comprobadas las medidas definitivas, elaborar una lista de los materiales a cortar (en bruto).
  4. Para los trabajos de corte en la sierra de cinta, tener en cuenta una sobremedida de entre 2 y 3 milímetros en longitud. Para el resto de medidas, la demasía dependerá de la disponibilidad de material en el almacén y del proceso de mecanizado a desarrollar.
  5. Una vez provistos de la lista de material, preparar la máquina de modo que la mordaza esté limpia de virutas y algo más abierta que la anchura o diámetro a cortar. El arco de sierra también lo dejaremos en su posición superior para dejar paso a la barra de material. Si fuera necesario, también se utilizarán mesas de patines y/o caballetes para el apoyo de barras largas.

  6. A continuación nos dirigiremos al almacén en busca del material deseado. Si una vez localizado vemos que se trata de una barra larga, pesada o voluminosa, es preciso solicitar la ayuda de un compañero. Las varillas o barras de cierta longitud y de poco peso se transportarán en posición vertical para evitar colisiones con las personas o con otras máquinas.
  7. Colocar la barra en la mordaza de la máquina y con la ayuda de una regla o cinta métrica, calibrar la longitud de corte. Evitar el uso del pie de rey siempre que sea posible. No olvidemos que se trata de una herramienta de precisión y por lo tanto, demasiado delicada para este tipo de trabajos.

  8. Apretar fuertemente la mordaza y comprobar de nuevo la medida a cortar por si la barra se hubiera movido. Apartar las manos y otros objetos de la cinta de corte cuando debamos iniciar el trabajo.
  9. Si vamos a realizar más cortes a la misma medida, podemos colocar el tope de la máquina. No obstante, habrá que ir controlando los sucesivos cortes por si dicho tope pudiera haberse movido durante el cambio de posición de la barra.

  10. Poner la máquina en marcha y descender a mano el arco suavemente hasta que la cinta inicie el contacto con la pieza. Si el avance de la sierra se hace de forma manual, no apretar en exceso para evitar su rotura y también para evitar que se produzca un corte inclinado. Durante la operación hay que comprobar que la tensión mecánica de la hoja de sierra es la correcta.
  11. No utilizar la máquina sin las correspondientes protecciones instaladas
  12. Al realizar el corte, es necesario el uso de taladrina para lubricar y refrigerar bien la hoja de sierra.
  13. En caso de acumulación de virutas, jamás deben ser apartadas con la mano; ni mucho menos estando la máquina en marcha. Utilizar una brocha o pincel.
  14. Cerciorarse del funcionamiento correcto del disparador automático que detiene la sierra una vez realizado el corte. En caso contrario, reglar convenientemente.
  15. Al finalizar el corte, y con la máquina completamente parada, levantar el arco, retirar la pieza cortada y soltar la mordaza con objeto de repetir otro corte o para retirar la barra al almacén.
  16. En cualquier caso y una vez realizado el corte, hay que limpiar la pieza de aceites o taladrinas, quitar bien las rebabas que se hayan producido e identificar correctamente el material cortado.
  17. Si durante la operación fuera necesario el cambio de la cinta por rotura o desgaste, no se debe continuar el corte iniciado. Hay que dar media vuelta a la pieza y empezar a cortar por el lado opuesto.
  18. Asímismo, si hubiera que realizar cualquier operación de mantenimiento o cualquier otra operación no habitual, es preciso desconectar la máquina de la toma de corriente. En su defecto, también puede utilizarse el pulsador de paro de emergencia.
  19. En aquellas máquinas que dispongan de circuitos hidráulicos o neumáticos, habrá que descargar la presión a la que se hallan, previamente a su manipulación.
  20. Las sierras de cinta suelen tener dos velocidades de trabajo. Para materiales duros, utilizar velocidades lentas y para materiales más blandos, emplear velocidades más ligeras. Cuando en una cinta se queman los extremos de los dientes suele ser debido a un exceso de velocidad y/o ausencia de refrigerante.
  21. Cuando se rompen uno o varios dientes de la cinta, suele ser debido a un avance excesivo o al corte de materiales de poca sección colocados en una posición inadecuada (perfiles, flejes o chapas).
  22. Si después de seguir todos los pasos indicados te ha quedado alguna duda, no te arriesgues a provocar un accidente, a mecanizar mal la pieza o a causar desperfectos en la máquina y en las herramientas.

¡ CONSULTA CON TU PROFESOR !

Recuerda que siempre debes tener el plano de la pieza o la lista de materiales a cortar a mano, para poder consultarlo siempre que fuera necesario.

Descargar pdf (27KB)