Matricería y Moldes

@matrymoldes

Cargando...

Entrevista con el Sr. Pedro Manuel Rodrigo Rueda

Jefe de Ventas de Balzers-Elay, S.A. en su Planta de Montcada i Reixac (Barcelona)


¿Cuáles son las principales líneas de producto de su empresa?

Nuestro producto es bastante más que un recubrimiento cerámico de 2 a 10 micras de espesor. Su elevada dureza y sus magníficas propiedades antiadherentes han convertido a las capas Balinit® en estándares del mercado. Basadas en el recubrimiento de titanio, Balzers ha desarrollado capas tan conocidas como el Balinit® A, el Balinit® B, o el Balinit® Futura Nano.

Con el cambio de siglo, Balzers ha desarrollado la llamada sexta generación. El Balinit® Alcrona es ya un nuevo referente, al que recientemente se ha unido el Balinit® Helica, la segunda capa G6.

El recubrimiento de materiales mediante la deposición de una o varias capas finas de elevada dureza se perfila como uno de los sectores con mayor proyección de futuro, en el afán de obtener unas mejores prestaciones de las herramientas y también de otros productos mecanizados.

¿Con qué instalaciones cuenta Balzers-Elay en la actualidad y cuál es su capital humano?

Balzers-Elay nace en 1.984 del acuerdo entre el grupo multinacional Balzers AG, con sede en Liechstenstein, y Elay S.A., firma puntera en el troquelado por corte fino ubicada en Antzuola (Guipúzcoa). El Centro de Antzuola dispone de 4 evaporadoras y una plantilla de 36 trabajadores.

En 1.995 la labor comercial de la Delegación de Catalunya se convierte en productiva, inaugurándose el Centro de Montcada en Barcelona, con 3 evaporadoras y en la actualidad 17 empleados. En 2.004 Balzers-Elay llega a Portugal con la inauguración de un nuevo centro en Alcobaça.

Uno de los activos más importantes de Balzers-Elay se fundamenta en la experiencia y en la calidad científica y técnica de su equipo humano.

¿En qué mercados trabaja actualmente Balzers-Elay?

En algún punto del mundo y a cualquier hora, alguno de los 73 centros distribuídos en 26 países (38 centros en Europa, 22 en América y 12 en Asia) están recubriendo algún útil de estampación, de troquelado, de arranque de viruta, inyección, desgaste, etc.

Háblenos un poco de la política de calidad de su empresa.

Una de las misiones de la Compañía consiste en lograr mejorar continuamente nuestras capacidades en sistemas y procesos de PVD, las tecnologías de pre- y post-tratamiento asociadas y su despliegue global manteniendo los altos niveles de calidad de la marca. Todos los centros de recubrimiento poseen la certificación ISO 9001. Cada centro es sometido al Programa de Auditoría Interna (Balzers Production Audits) realizada in situ por técnicos especialistas de Balzers.

El recubrimiento de materiales por deposición de capas finas de elevada dureza tiene su aplicación en múltiples ámbitos de la indústria metalúrgica.

La auditoría externa es realizada en cada uno de los centros por los técnicos de Der Norske Veritas. El Grupo está embarcado en varios ambiciosos proyectos de calidad que se fundamentan en modelos de calidad total.

Actualmente, Balzers-Elay cuenta con 73 centros distribuídos en un total de 26 países.

Desde sus comienzos, Balzers reinvierte un porcentaje nada común en I+D. El objetivo es mantener el liderazgo tecnológico. Los laboratorios de caracterización y desarrollo de nuevas capas y aplicaciones cuentan con las tecnologías más avanzadas que no serían nada sin la experiencia y la calidad científica y técnica de su importante dotación humana.

¿Cuáles han sido las inversiones realizadas por Balzers-Elay durante los dos últimos ejercicios?

Las inversiones en nuevos equipos han ido en su mayor parte al nuevo Centro de Portugal. El Centro de Montcada ha sido dotado de equipos de post-tratamiento, eliminación de capa y tratamiento de residuos. Se ha reforzado el Mantenimiento preventivo y correctivo con la incorporación de más personal. Inversiones inferiores en cuantía pero muy importantes para el layout derivan de la aplicación de las 5S en Producción.

El buen nivel de preparación nos ha permitido disponer de todos los nuevos desarrollos de Balzers, de forma que el Balinit® Helica se está produciendo antes en Montcada que en Antzuola.

Una de las misiones de la Compañía consiste en lograr mejorar continuamente sus capacidades en sistemas y procesos de PVD, las tecnologías de pre- y post-tratamiento asociadas y su despliegue global manteniendo los altos niveles de calidad de la marca.

¿En qué medida interviene en su empresa el sector de la subcontratación?

La subcontratación se reduce fundamentalmente al pulido de las superficies a recubrir, a la fabricación del utillaje utilizado para colocar las piezas a recubrir en las máquinas, y a los tratamientos térmicos y termoquímicos complementarios, como son el temple y revenido o la nitruración iónica, sobre la que aplicamos nuestras capas en procesos que se conocen como “duplex”.

Laboratorios externos de nuestro entorno calibran nuestros equipos de medición. Sus equipos de microscopía electrónica, nanoindentación, rugosímetros, etc...nos ayudan a determinar las causas de fallo de los útiles de nuestros clientes, para poder aconsejar la mejor solución.

¿Cuáles son, si es que las hay, las asignaturas pendientes de los sectores de matricería y moldes en este país?

Es probable que nuestra posición nos permita ser observadores privilegiados del desarrollo de este sector. Este es un país en el que existen excelentes matriceros y moldistas, algunos con una elevada especialización, muy abiertos a tecnologías como la nuestra.

Algunos de estos talleres de alto nivel han obviado la necesaria labor comercial, o la han iniciado tarde. Otros, en la situación actual de competencia en la que, a veces, sólo importan los costes, no ven que tienen en sus manos un arma que tan eficazmente supieron utilizar en situaciones mejores: la capacidad de conocer e innovar, de lograr lo que parece imposible; que de hecho lo es para quien no tiene el mismo bagage.

A su modo de ver, ¿en qué situación se encuentra nuestra Comunidad frente a la pugna feroz de los países asiáticos y también de los países del Este por conquistar los mercados?

Tras una fase inicial de euforia, se suele descubrir que no todo son ventajas. Las exigencias de fabricación no pueden obviarse eternamente a favor de un coste menor. En este sentido, el retorno a la normalidad ya se está produciendo. Sin embargo, hay que prepararse para una pérdida de facturación. Han de buscarse tareas de valor añadido; lo fácil, de bajo coste, no va a volver.

El modelo de calidad total europeo (AFQM) adoptado por Balzers-Elay pretende alcanzar el concepto de “empresa ideal”.

A día de hoy, ¿cómo ve vd. el futuro del Sector y cómo se posiciona su empresa ante tales expectativas?

La gran variedad de sectores susceptibles de recubrimiento, nos facilitan el recambio. Si bien es verdad que otros países europeos nos llevan unos años de ventaja, el nuestro sigue creciendo en la aplicación de tecnologías de tratamiento superficial. Un sector en el que estamos empezando es el de recubrimiento de piezas componentes de máquinas o mecanismos. Este mercado está creciendo en los Centros europeos, y les está permitiendo compensar los efectos de la deslocalización. Estamos desarrollando las nuevas capas en aplicaciones de alto potencial, para las que no teníamos soluciones satisfactorias hasta la fecha.

Según Balzers-Elay un modelo a seguir pasa por ...

El que muchas empresas europeas y entre ellas Balzers están adoptando. Nuevos sistemas de calidad buscan la comparación con una empresa ideal, aunque quizás lo primero sea definir el concepto de “empresa ideal”. El modelo elegido por Balzers es el AFQM (modelo de calidad total europeo) que consta de 9 apartados respecto a los cuales se mide el rendimiento, y se deciden y ejecutan acciones de mejora. Este modelo incluye con pesos diferentes a los clientes, empleados, suministradores, colaboradores, a los accionistas, a la comunidad y a la sociedad en general.